FOTOGALERÍA de José Luis Díaz Montero (I)

La serie “Sin pasar por alto” es una aproximación personal a ese laberinto caótico de las imágenes; me refiero a la recontextualización que hago de todo aquello que ante mis ojos está en un barullo de abandono, con extrema precariedad o desinterés, tanto en un lugar pequeño (digamos familiar), como en la inmensa ciudad que nos abraza o nos oprime. Vivimos en una constante agresión de formas, que visualizo y diferencio para determinar la subjetivación del objeto, y a este acercamiento se suma la incitación de mi espíritu.

La simplicidad presente en las piezas es algo que me seduce grandemente. La abstracción y el arte minimal dan lugar a la definición del espacio, valiéndome de los recursos del claroscuro, los contrastes cromáticos y las transparencias. Sin desprenderme de cierta melancolía o dramatismo (ya que el objeto deviene identidad) trato la selección primaria de la imagen con igual importancia que al procedimiento final, culminando este en ocasiones con una intervención o recubrimiento con betún de Judea o con óleo.

Pretendo ofrecer una experiencia visual dictada por el ojo y el alma, mediante composiciones que pueden ser cálidas o frías dependiendo del estado de ánimo. Todas mis obras son reflejos de sentimientos íntimos y sus características intrínsecas se personalizan. Intento tocar la sensibilidad de quien observa para trasgredir el espacio del otro o proponer espacios en conjunto.

Miro el entorno y las cosas desprejuiciadamente, como si se tratara de un escenario donde hay fugas visuales en todas direcciones, las que sondeo una y otra vez para lograr salir del “laberinto”.

José Luis Díaz Montero

"Caudillismo", 2005

"Des-conectados", 2008

"Des-conectados", 2008

 

"Pelotón"

Al artista le interesa esa zona límite en que lo bello y lo insignificante se entrecruzan, desdibujan sus fronteras. Su estrategia se basa en potenciar una experiencia estética allí donde la belleza pareciera proscrita. Títulos como “Caudillismo”, “Y decidí volar”, “Toda postura ética entraña una pose”, entre otros, nos hablan de problemáticas y preocupaciones que trascienden la voluntad autotélica de los objetos representados, su vocación ontológica. Aunque nunca percibimos al ser humano, sí alcanzamos a sentir su presencia, su huella reflejada en el aparente mutismo e impavidez del entorno […] “Sin pasar por alto” nos alerta sobre el camuflaje de los objetos, sobre su simulada presencia, sobre la elocuencia que habita toda imagen baldía.

“Oír voces: tras la huella de la imagen baldía.” Píter Ortega.

"Inercia", 2007

 Una tendedera de ropas, captada en contrapicado por la lente de su cámara, pudiera subvertir esa sensación habitual de pobreza, de “regocijada” humildad que siempre hemos experimentado, para sugerir una sensación espiritual de sobrevuelo, de elevación; y una sábana vieja ondeando en el aire puede transformarse de manera súbita también en el símbolo de la anuencia, de la conformidad? ¿Quién iba a pensar que a estas alturas, después de tanta recurrencia poética a estos objetos típicos de ciertas zonas de La Habana, alguien alcanzaría a implementar con ellos alguna otra metáfora singular?

“La realidad en espiral.” David Mateo.

"Y decidí volar", 2005

“Yunta”

 ¿Para qué sirven estas fotografías? -nos preguntamos ante el asedio de su quimérica o absurda utilidad. ¿Para consolarnos o autoengañarnos de que habitamos una ciudad terriblemente bella que debemos salvar mediante esas omnipresencias vislumbradas en la esquina del azar? Este work in progress engañosamente light es otra ilusión que se crea el artista para seguir inmerso en su utopía: “la belleza está allí donde el lente de mi cámara consigue registrar su misterio”. Como dijo Walter Benjamin sobre el  precursor de la fotografía surrealista Atget: “estas imágenes aspiran el aura de la realidad como agua de un navío que se va a pique.”

“Omnipresencias en la esquina del azar.” Héctor Antón.

"Toda postura ética entraña una pose", 2007

5 Respuestas a “FOTOGALERÍA de José Luis Díaz Montero (I)

  1. Quiero, con mucho cariño y respeto, decir, que las fotografías son fabulosas y tu descripción me transporta a lo que tú dices de ellas… Besotes.

  2. Excelentes fotos. Gran futuro para el artista José Luis Díaz. Congratulación.

  3. Tiene un sello de diferencia, saber sacar arte de lo insignificante… Mis saludos, y éxitos. Omaida.

  4. Hola!
    Espero que te encuentres bien. Visité tu artículo porque se me hizo interesante, lindas fotos🙂

    Gracias, eh! (:

  5. El arte está donde el ojo del artista se pone………….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s