COCTEAUIANOS de Rafael Álvarez Rosales

 

Conduzco a un hombre.
Voy al timón de un Rolls-Royce
que luce el color de las zonas
secretas del cuerpo.
Escalo la falda de la montaña
y algo me dice que la muerte
conoce de memoria estos parajes.
Quizá sean las ramas de ese tronco
que divide en ocho partes
el huraño esqueleto del ocaso,
la proximidad de las lagunas en el valle
como pedazos de cielo gris
desfallecidos sobre la tierra,
o la respiración de este tracio
que conduzco
y es poeta
y aletargado me pregunta
por un nombre de mujer.

Conduzco a un hombre.
Trasciendo el umbral de los espejos
sucesivos.

No podría desprenderme de ese sueño.

 

 

 

AL ABAD X

El libro blanco

Ah… la indolencia de la juventud. El ansia voraz, luego la incertidumbre (chantaje burdo) como un impostergable guillotinazo, como la marcha de las estaciones genésicas, lapidarias, una sobre la otra.

La incertidumbre asoma, enfebrecidos los bordes que su estancia adquiere entre los que se gozaron: hombres que conocieron el delirio de breves horas, lindes vedadas del éxtasis donde lograron ser casi deidad. Cirno, Dargelos, Juvencio: indolencia que se repite.

Como se precian las olas en villas de marineros, he de querer al mundo: formas que van y vienen, traen bonanza, se despiden con un gesto de ceniza, quimeras que no podrán morder porque han pactado su albedrío.

He de aprender a vivir los límites.

Jean

6 Respuestas a “COCTEAUIANOS de Rafael Álvarez Rosales

  1. Es bueno y lindo, pero la realidad no te va a permitir soñar todo tu tiempo con la belleza de las cosas del mundo. Y las ansias de plenitud tampoco se van a llenar de cosas que te pueden dejar contento. Igual uno no puede dejar de tener esperanza, no? Pero no hay que esperar lo imposible… 🙂

  2. “Al Abad X” es nuestra primera inmersión en la falacia intencional de la edición de poesía, con la siempre Crazy (Ella F.) de fondo. Tenemos mucho que agradecerle a la estilística y al “vuele del estatismo”, categoría insular. Gratos recuerdos!

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. Dos hermosos textos que nos llevan a viajar por esos mundos de Cocteau.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s