POEMAS de Yoandy Cabrera

 
HISTORIA

I

inmóviles
tú y yo de golpe
colgados
de un autobús alemán
o de algún país frío

la luz incendia
las calles
en espejos continuados

desconocidos
frente a frente
en combate sudoroso
cuando el autobús se detiene
en el semáforo
y la mirada traza
un arco
de cristal a cristal
de miseria a miseria
inmóviles
tú y yo
en silencio
reconocibles
de la misma tribu

Ken Moody, 1984. Robert Mapplethorpe

Ken Moody, 1984. Robert Mapplethorpe

 

POR CINCO AÑOS

de madrugada

sobre este banco
contra algún muro
a cielo abierto
en la escalera
en un pasillo
bajo la luz
de la patrulla
tristes y azules
en aquel cine
en una pista
contra un cartel
y sus consignas
de patria o muerte

nos desnudamos

 

ALAMEDA DE PAULA

Dobla las manos al vacío
como si fuera el último gesto
que izamos en la tarde nacional

Olvida por un instante el café
siente cómo pasan los muertos
de la patria
por el pasillo colonial
que dejan nuestras palabras

Respira durante unos segundos
sobre el banco que nos enfrenta al mar
la callada destrucción prematura de la isla
el muelle de luz con el sombrero
que nos hará invisibles al caer la noche

Aspira tu porción de salitre
y palpa la tarde que
como un altar que el empleado apaga
guarda sus ídolos rotos
hasta el amanecer

Male Nudes: Ken Moody, 1983. Robert Mapplethorpe

Male Nudes: Ken Moody, 1983. Robert Mapplethorpe

 

PRESAGIO

Alguien destruye los anchos muros de la noche
verticales                       de arcilla invisible
ásperos muros en que tendimos
la tela y nuestros cuerpos

Vuelan altos los ojos ciegos búhos del deseo
espigas de savia feroz que ascienden
a la constelación oculta para caer
por la murada y áspera silueta del torreón
se posan semillas indefensas ya
junto al suspiro de las hojas que se pudren
hojarasca que llora bajo nuestros pies

Tu cuerpo contra el muro
la otra cara del amor que lo cercena
epifanía triste

Vamos a hacer una enramada
donde pueda recostar mi huella en tu mano
mi mano en el núcleo de la noche
en el centro de tu rostro
cicatriz sangrante

Vamos a hacer de saliva ánforas transparentes
en que acune palabras
y muera el verbo anudado
que el viento romperá

El amor no existe, digo
y mis ojos se hunden en la vigilia
el amor es un vacío profundo que el deseo rompe
voz quebrada como ánfora al aire
su descenso en que las figuras se cortan
con toda la simetría de lo terrible y desconocido

 

VARADERO NIGHT

Palpitante el agua impulsa la entrepierna
borboteo ritmo universal
golpe de la ola endurecida blanca
como asta de cristal que desafía a la noche
cuerpo enhiesto que a la noche asalta

Bocabajo veo las luces el torso contra la arena
Toronto Portugal
se juega a las nacionalidades
y es menos doloroso
mientras el límite de tierra y agua me parte en dos

Varadero night
un muro donde el mundo converge
donde el músculo es un deseo atroz
como toda estrella
fría sin lugar ni juramento posible
tráfico y sexo
Varadero night
donde el tormento es menor
mientras el agua corrompe la tela y la piel

El amor distante en el olvido en el alcohol
como un cuerpo lejano e inmóvil
que el salitre y la arena tornan
inconsistente

Male Nudes: Ajitto, 1981. Robert Mapplethorpe

Male Nudes: Ajitto, 1981. Robert Mapplethorpe

 

MOIRA

Pasa la mano por el viento de la noche

que como un tosco muro se detiene
y como un cuerpo de bloques ásperos
cenizos grises callados
trae noticias amargas
baldosas de un rojo casi muerte

Palpa el corazón de la noche
las varas enconadas contra tu piel
los balcones vengativos y cortantes de la sombra

Hurga en tu abdomen
en la pálida masa de tu pecho
y ve cómo los días
que fueron cándidos y dulces bajo el sol de abril
se han vuelto un dios terrible
una fuerza desafiante
contra lo que el dedo acarició
que te vuelve un ser irracional
y te empuja a subir espesos montes
donde cortas enloquecido

el cuerpo de lo que has venerado

En la paz de tus ojos está
el éxodo de todo lo que amaste
y el revés de esta bondad
te golpea el rostro con su alto paredón.

Vas perdiendo
hasta el silencio
y la palabra
que antes se ofrecía
hoy es una bestia huidiza
Todo te abandona
todo lo abandonas

Pero a veces lo que amas

vuelto sombra
cruza los murados contornos del viento
y como el rostro decapitado en las manos de Ágave
torna a hablar en susurro
semejante a los días en que un dios te cantaba

al oído

Una respuesta a “POEMAS de Yoandy Cabrera

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s