BREVE desviación BECKETTIANA

 

por Mauro Montemayor

Atardecer

GOGO: ¿Cómo se ve mejor un cuerpo, desde la superficie?
DIDI: No entiendo.
GOGO: ¿Desde adentro o bajo él?
DIDI: ¿Para qué quieres saberlo?
GOGO: A unos les importa, naturaleza fálica o pansexual; a otros, nada más por deber o naturaleza.
DIDI: Yo te veo, te escucho. No sé a dónde pretendes llegar.
GOGO: A lo que mantiene unidas a las personas. A lo que las atrae.
DIDI: ¡Qué importa! Tú estás, yo también. Dos. Hablas y escucho. Te respondo.
GOGO: ¿Eso es todo?
DIDI: No hay más.
GOGO: Suspiro. ¿Recuerdas la historia de la temperatura y la mujer?
DIDI: Vamos, ahora no.
GOGO: ¿Cuál es la mejor temperatura de la mujer?
DIDI: He dicho que no.
GOGO: Sólo sígueme.
DIDI: Pero ya lo he escuchado muchas veces.
GOGO: Y a fin de cuentas terminas riéndote.
DIDI: Pues…
GOGO: Debajo de uno.

Silencio. Mueca de Gogo. Risas de Didi. Las reprime como acostumbra.

DIDI: Es más tonto cada vez.
GOGO: Ignóralo.
DIDI: Es tu cara y lo repetible. Ya era esperado.
GOGO: De cualquier forma, te has reído.
DIDI: Momento.
GOGO: ¿Qué?
DIDI: Me fastidio.
GOGO: ¿Te fastidio?
DIDI: No, no. Es sólo que… Mejor calla. Ven y siéntate aquí, justo a mi lado. No muy estrecho.
GOGO: Yo voy.
DIDI: Ven.

 

Waiting for Godot. Theatre Royal Haymarket, 2009

Waiting for Godot. Theatre Royal Haymarket, 2009


 

Se sientan en el piso. Callados. Gogo tumba el dorso. Didi mantiene su posición y recuesta el tórax sobre las piernas.

GOGO: Didi, ¿alguna vez te has puesto a pensar en la noche, en el día?
DIDI: Sí, alguna vez.
GOGO: ¿Y has notado que la mañana es muy infantil?
DIDI: ¿Infantil? De dónde sacas esas cosas.
GOGO: Pues fácil. En la mañana nace el legañoso ojo del sol. Todo armonía. Todo inocencia por la tranquilidad.
DIDI: Eh…
GOGO: El mediodía es puberal. Apresurado y hambriento; siempre ansioso por llegar más adelante.
DIDI: Entiendo.
GOGO: La tarde es más relajada. Casi una preparación para el final. Las cosas que hiciste o empiezas a hacer, pero con reserva, porque se acaba el tiempo.
DIDI: No siempre.
GOGO: Quizá. Pero la gente suele preguntarse por qué no comenzaron desde temprano. Y ya cuando viene la noche, lo aquiescente. Todos tumbados esperan volver a pasar por la mañana para cambiar lo que no pudieron. Cierran los ojos.
DIDI: A veces no te entiendo.
GOGO: No lo hagas.
DIDI: ¿Y qué tal si es sólo tu visión de las cosas?
GOGO: Todos lo hacen. No haría diferencia a la costumbre.
DIDI: Creo.

Suspiran a la par, en forma no premeditada. Didi se tumba sobre la espalda. Gogo se envara como queriendo encariñarse con su compañero. Didi estira el cuerpo buscando descansarlo, como un gato.

 GOGO: ¿Sigues mal de los riñones?
DIDI: ¿Por qué lo dices?
GOGO: Aún apestas a ajo.

Ríen.

TELÓN 

 

Una respuesta a “BREVE desviación BECKETTIANA

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s