ADÁN en el ESTANQUE (selección)

 

TDH celebra la publicación de Adán en el estanque
(editorial Betania, 2013), poemario de Yoandy Cabrera

_______________________________________________________

 

MI MADRE TEJE UN MANTEL

En los bordes remolinos
espesos, oscuros,
puntadas oculares,
pupilas de galerna que apuñala
con agujetas de aluminio.
Y tuerce el cordel
creando pequeñas borrascas,
rostros entre el hilo atado mil veces
y los espacios en que va
fijando nombres.

El pensamiento, sus palabras
se entrecruzan, las agujas
golpean contra hebras que se leen,
escurridizas, como un agua
perdida por entre los punzones,
conceptos alargados:
duda, casa, hijos, Dios,
que se filtran por sus manos,
certeras y nerviosas
en los golpes.

Mi madre teje un mantel
donde aparezco despeinado,
recién abierta la ventana al día,
y empujo la puerta, rompo
el estambre con mi paso,
dudoso, perdido
en la escalera del mosaico,
hacia abajo,
y mis ojos se nublan, ebrios
por las primeras puntadas
de un fulgor desconocido.

 

MANÁ

Asumo hace tiempo
prefiero asumir
que el pan lo envía Dios
aunque cueste centavos

Por eso el cuadernillo
como una miniatura
del libro de la vida
en que se marca a diario
las veces que acepto
la levadura ácida
como don celestial

 

Sexto día (Adam). 2011. Dashiell Hernández

Sexto día (Adam). 2011. Dashiell Hernández

 

DOMÉSTICA

El verso como el arroz en tus manos
agua turbia que transcurre
pozo       duda cóncava

Pasas tierra adentro
grano a grano
como el primer poema que escribo
el primer dulce que pongo a hornear
o la lágrima por el amor primero

Raspo el fondo y esto es la vida
la poesía puesta al fuego
el arroz de tus manos

 

SE PERMUTA

Lo primero es descolgar los ídolos
fusilarlos en la caída
vender los libros ahora
que cumples veinticinco años
y tu vida se levanta
como una verdad miserable
como una lectura incompleta
degollar los animales uno a uno
recoger las fundas
almidonar el viaje como posible
envolver la falsa porcelana
derribar la cerca
los arbustos
envenenar los diques con la ausencia
cerrar la puerta de enfrente
como Ícaro bajar
hacia la capital del agua
fundar islas en la caída
cantar a tus padres una nana hasta la tumba
reconocer al final
que nada se ha movido
que somos una pose
para una foto de familia
contemplándose
en las aguas del fregadero
o en el cristal de la cómoda
que devuelve como una bofetada
el rostro
que quisimos permutar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s